Jóvenes construyen y llevan la paz para mejorar la convivencia democrática

El Junquito – Estado Vargas 2017. Desde el 25 hasta el 28 de mayo se llevó a cabo el encuentro nacional de Huellas Doradas II en el que participaron 31 Huellas Doradas y 4 acompañantes pertenecientes a seis Comunidades de las Zonas Zulia, Lara Llanos, Caracas Centro y Oriente.

DSCN5661

Este año el encuentro de formación sociopolítica se realizó en el marco de dos actividades que consideramos de gran interés para la formación de los jóvenes. Como primer espacio participamos en el encuentro “Constructores de Paz”, ya que es un espacio especial para que los jóvenes interactúen con diversas organizaciones que trabajan en favor de la convivencia democrática, observen diversas propuestas que ejecutan personas concretas en diversos ambientes de la sociedad venezolana, tengan un espacio abierto al diálogo en torno a temáticas de su interés, y adquieran herramientas para la reflexión y el servicio social.

En segundo lugar, la participación en el tercer encuentro “Vamos a llevarla en paz” se ofreció como un espacio para observar cómo es posible la integración de diferentes organizaciones comunitarias en función de un objetivo común que beneficia a todos los habitantes: la paz, la sana convivencia y el respeto. Mediante estas actividades buscamos que los jóvenes Huellas Doradas II despierten el interés y la creatividad para replicar este tipo de experiencias en sus lugares de procedencia.

Durante el encuentro se dieron espacios para la integración de los Doradas, también para ofrecer herramientas para discernir cómo nos afecta la realidad nacional, y para la presentación de sus actividades de apostolado que van desde la asesoría y animación en diferentes Lugares Huellas, como también la visita a ancianatos y actividades recreativas y deportivas con niños de diferentes comunidades.

Hablan los Huellistas:

“En el encuentro me sentí muy bien, aprendí mucho de la situación en que se encuentra Venezuela y que, a pesar de todo lo que sucede, podemos levantarnos, la alegría de los niños me llenó de mucho entusiasmo”. Luis Castellano; Huellista de la Comunidad Dei Gloriam.

“El encuentro fue al principio una experiencia un poco incómoda, pero poco a poco fui integrándome y terminó por ser una de las mejores cosas que he hecho este año, todas las actividades estuvieron excelentes, pero lo que más me marcó fue la caminata por la paz en La Vega, es una comunidad que me dejó sorprendida totalmente por la manera en que todos trabajan juntos, me sentí muy orgullosa de pertenecer al Movimiento, me sentí parte de una familia. Dentro de los aprendizajes obtenidos resalto que tengo ya trazada la línea que quiero seguir respecto a la forma de afrontar la situación del país, también obtuve herramientas que aplicar en el ámbito educativo ya que estoy formándome para ser docente. También aprendí que definitivamente en las ganas está el poder, que se puede lograr mucho pero sólo si realmente se tienen las ganas y el compromiso para llevarlo a cabo”. Verónica Ríos, Huellista de la Comunidad Jesús Amigo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s